“Alguien tenía que hacer algo…”

Mientras un grupo de hombres que asaltaban una joyería en Northampton, Inglaterra, Ann Timson pensó que “alguien tenía que hacer algo…” antes de esperar que alguien se moviera otro pensamiento la abordó “Yo lo debo hacer”.

Luego la mujer de unos 70 años emprendió una carrera de casi 100 metros, hasta donde estaban los agresores, y utilizando su bolso y su coraje como únicas armas logró disuadir a los sujetos y hacerlos salir huyendo.

Así fue como esta valiente abuela  se convirtió en una heroína al frustrar el delito:

Lea la entrevista completa en el diario británico The Telegraph.

La pregunta es, ¿qué tanto estamos dispuestos a hacer para cambiar lo que no nos gusta?

Anuncios

Estadísticas del sitio

  • 3,817 personas buscan motivos para sonreír