Dobri, el anciano que pedía limosna para donarla

dobri

Dobri Dobrev, es un conocido anciano búlgaro de 98 años que perdió la audición en la segunda guerra mundial. Todos los días camina 10 kilómetros desde su aldea hasta Sofía donde se pasa el día pidiendo limosna.

Pero no fue hasta hace poco que se descubrió que él ha donado hasta el último centavo que ha recogido – más de 40.000 euros – para destinarlos a orfanatos y otros servicios sociales y para la restauración de monasterios de su país, mientras él se mantiene con su pensión mensual del Estado de 80 euros.

Aún existen personas respetables que ven por los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas del sitio

  • 3,816 personas buscan motivos para sonreír
A %d blogueros les gusta esto: