¿Cuándo se aplaude en la música clásica?

A través de la página de Facebook de la Orquesta Filarmónica de Jalisco se toman la molestia de explicar a los neófitos sobre el aplauso en las representaciones de música clásica. Algo que en general me parece interesante de ponerle atención y considerarlo para que quienes tengan oportunidad vivan la experiencia de mejor manera. Reproduzco su texto a continuación:

En la época de Mozart, él deseaba que la gente hablara, comiera, aplaudiera o jugara a las cartas durante la interpretación de su música siempre que les apeteciera. Esta tradición ha cambiado. Ahora reconocemos que la obra de un compositor funciona como una historia completa, algo con varios capítulos o “movimientos”.

Hoy se nos pide que aplaudamos cuando la obra completa se termina y no entre los movimientos. Al hacer esto, se permite a los músicos “contar” la historia completa y puede disfrutar de la obra en su conjunto y no por partes. El libro del programa le describirá los movimientos que hay en cada composición.

¿Hay excepciones a esta regla? Por supuesto, el teatro nunca es aburrido. De vez en cuando un solista espectacular se recibe con una ola espontánea de aplausos en medio de una obra y no al final de un movimiento o aria. Esto es más común en la ópera. Además, es habitual, en las representaciones de ópera y orquesta, aplaudir la entrada del director de orquesta, justo antes de la interpretación. Tras la última nota, de a la música un momento de silencio antes de aplaudir y entonces no dude en gritar un “Bravo” si le ha gustado mucho.

Anuncios

¿Cuántos libros llevan leídos este año?

Este lunes se celebró el Día Nacional del Libro, establecido por decreto presidencial en 1979.

En las redes sociales los usuarios replican las informaciones de medios al respecto y algunos lanzan bromas con relación al conocido desliz de Enrique Peña Nieto el año pasado en la Feria del Libro de Guadalajara, pero ante todo esto vale la pena hacer la pregunta del millón: Y usted ¿cuántos libros lleva leídos este año?

Esta lectorcita se llevó las palmas durante el Día Nacional del Libro en Progreso, Yucatán. ¡Y lee mejor que cualquiera! @manueltejada

Estadísticas del sitio

  • 3,759 personas buscan motivos para sonreír